domingo, 26 de octubre de 2008

PLACERES FREAK

Mientras veía una película francesa, me quedé fijado en una parte donde mostraba a una chica que disfrutaba cada vez que iba al mercado, meter sus manos en un saco de… no recuerdo si eran de legumbres o de frutos secos. También por las tardes le encantaba tirar piedras en un arroyo y quebrar con la cuchara la superficie crujiente de los postres. Independiente de todo el contenido psicológico que tenía ese films, me puse a pensar en esos pequeños placeres que cada uno tiene debajo de su almohada. Cuando me refiero al término “placeres freak”, no me refiero a placeres locos o distorsionados, sino más bien a una especie de conductas interpretadas por cada uno como fuentes de bienestar, diferenciado totalmente a las que son conocidas por la sociedad de cada cultura.
Los placeres convencionales para algunos son el chocolate, el dormir, el sexo, la comida, un baño de tina y los placeres culpables: el alcohol, el tabaco, la velocidad, de vuelta el chocolate, etc. Sin embargo, existe un mundillo paralelo a este, regido por el mismo principio: “El placer”.
Los placeres freak son deleites de gran valor para el sujeto, pero cómico para el resto de las demás personas. Por eso se mantiene guardado bajo la privacidad, solo contado a los más cercanos en esos momentos donde el ambiente es grato y se cuentan cosas graciosas, y uno quiere contar lo más estúpido que le ha pasado o ha hecho, y viene otro que lo quiere superar… y así.
Ahora, escribiré algunos que me fueron contados bajo confidencia, pero que me permitieron narrarlo en este blog. Por eso, para guardar su identidad ante el escrutinio público, sus nombres serán remplazados por símbolos, pero sus placeres expuestos de forma abierta ante ustedes a modo de ejemplo.
Este es el caso de paz, una chica que le encanta desde pequeña, cuando va a casas ajenas, morder jabones. Le encanta morderlos, pero dejó bien en claro que no cualquiera, sino los que tienen colores más llamativos y rico olores.
Alegría, disfruta tocar cabellos de otros, meter su mano por el cuero cabelludo y acariciarlo. No obstante, también dejó en claro, siempre y cuando se vea limpio y sedoso.
Pereza, que me relató algo, no sé si bien es un placer freak o un capricho adrenalínico, pero lo cuento igual. Le gusta cuando va caminando por la ruta, acostarse rápidamente en ella, antes que pasen los autos.
¿Consideran que son suficientemente "freak"? No lo creo, si ustedes tienen alguno, de seguro que sí, o más de uno, y creen que pueden superar a los anteriores, escríbanlo con toda confianza en la sección de “comentarios”. Ahora, si les da mucha vergüenza, ponga la opción de “anónimo”. Veamos cuan "Freak" pueden ser sus placeres...

3 comentarios:

DL Fayette dijo...

Hola Ignacio,

Te devuelvo el comment.

Mis placeres: acariciar a cahorrors o gatitos; un buen café por las mañanas; leer mientras llueve; el olor a hierba fresca (me faltarían más de cien, pero me falta el tiempo también)

¡Sigue escribiendo!

el friki jo' dijo...

me di cuenta hasta hace poco q uno de mis placeres "freak" es dibujar imaginariamente la musica que me gusta, xd; a veces, si me atrevo, cantar una cancion vieja en publico; ver el cielo constantemente; pretender que el mundo es tan inocente como yo ... xD

Poquitas pero fomes XP

Da dijo...

mis placeres...fumarme un cigarrillo cuando tengo que pasa deprisa a internet en el centro de laciudad, en un ciber, o locutorio como le llaman alla. Aca son como cabinas...antes de tener compu en mi casa hacia mucho eso y me animaba a escribir. despues en casa nunca fue lo mismo. nunca tuvo la misma urgencia un cigarrillo y un contador de palabras mientras se me iban las horas y mi dinero de estudiante en escribirme a mi misma.
otro placer es escuchar a escondidas de la persona que ame como late su corazon al dormir y quizas el mas ñoño (tonto ) de todos ) es que no me aguanto un sandwich de jamon crudo,si lo veo lo devoro ( no sabes como sufri en bs as )es que...soy vegetariana.